Category Archive Viaje a Canarias

PorAdmin

La Escuela se va a Canarias: donde el océano y el desierto se unen

Aquí tenéis la experiencia, 4 meses de trabajo en el seno de AEPAL para poder irnos 20 aviones desde la península a Canarias pasando por el borde del desierto del Sahara.

Los pilotos no paramos de aprender. No vale con obtener la licencia. Debemos evolucionar y adquirir el mayor número de experiencias posibles para aumentar nuestra seguridad. Estos viajes son la clave y queremos compartirlo con vosotros en imágenes:

 

PorAdmin

Después de 2038 kms, 11horas y 45 minutos de vuelo, objetivo conseguido

Despues de haber llegado a Trebujena, Y haber repostado completamente el avión nos fuimos a descansar al hostal del pueblo. Antonio, el propietario del aeródromo, hizo de gran anfitrión, llevándonos tanto a la gasolinera como al hostal. Desde allí confirmamos el plan de vuelo internacional que teníamos a las 7:30 de la mañana como salida hacia Rabat, donde nos esperarían para ofrecernos un briefing sobre cómo volar la ruta hasta esa Essaouira, Lugar donde pararíamos a repostar y a realizar de nuevo un plan de vuelo internacional para dejar Marruecos y llegar a nuestro destino, Fuerteventura


Abajo el Vampire un mito americano. Su duelo Rafa lo estuvo volando esa tarde.
  

Luis repostando su nuevo avión. Nos será la única.

Ya en el hostal de Trebujena

Por la mañana salimos hacia Rabat y no se esperaba el señor Boulman en la oficina de tránsito. Después nos estuvo acompañando por la plataforma hasta la bien donde nos enseñó un Tecnam Sierra volcado y abandonado por su dueño a la espera de que el fabricante asuma los costes del desastre. Se supone que el avión debería haber aguantado los 120 kilómetros por hora de un temporal mientras estaba amarrado al suelo. El avión y sus anclajes en las alas no soportaron los vientos siendo escupido a lo largo de la plataforma varias decenas de metros


  

Rodando a cabecera 10 para despegue y destino a Essaouira.

El CT con este equipamiento es perfecto para hacer este tipo de viajes. El piloto automático te descarta completamente del trabajo de pilotaje pudiéndose uno centrar en la navegación y las comunicaciones.


A la altura de Rabat y Casablanca tuvimos que meternos por el interior para seguir la ruta VFR y rodear los grandes TMAs. El trafico y el trabajo con los controladores fue estresante pues es necesario reportar cada punto de paso. Los controladores preguntan muy a menudo las distintas estimadas de llegada a los distintos puntos y al destino. La clave para no cometer errores y ser ágil es tener todo bien planificado. Marruecos ha mejorado muchísimo su sistema de información aeronáutico. Ahora uno puede perfectamente bajarse toda la información y cartas VFR desde la propia web del AIP marroquí.


  

Una vez llegamos a Essaouira nos fuimos a la oficina de tránsito para proceder a la planificación del plan de vuelo internacional hacia Fuerteventura última etapa de nuestro viaje. Coincidía con las fechas del ramadán, por lo que las personas de religión musulmana tienen prohibido comer durante el día. Eso implico que no teníamos ningún servicio ni de comida ni agua en el aeropuerto. La señorita de la oficina nos ofreció unos yogures y unos dátiles para continuar el viaje. Desde aquí nuestro más profundo agradecimiento por su generosidad y atención.

  

Después de repostar 50 l de avgas, iniciamos la última etapa de 650 km hasta Fuerteventura, despegando del aeropuerto de Essaouira para proceder por línea de costa hacia Tarfaya, último punto de costa africana para dar el gran salto hasta las islas.

La costa del Sur de Marruecos es espectacular de bonita. Los colores son fenomenales.


  

Hay un punto donde el Sahara se une con el Atlántico. Es un espectáculo que nos ofrece nuestra madre tierra.


  

A punto ya de dar el salto a las islas, pasado Tan Tan y Sidi Ifni, en ascenso para 7500 pies


  

Una de las mejores cosas que pudimos disfrutar fue de la gran eficiencia y coordinación de los controladores tanto marroquíes como españoles. Cuando llegamos a las islas y entramos en espacio aéreo español veníamos a 7500 pies 40 millas fuera en el punto en el que notificamos nuestra presencia. Canarias APP no nos hizo disminuir nuestra altura en ningún momento hasta llegar a los alrededores del CTR de Fuerteventura que fue cuando nos pasaron con Torre. La Torre, a pesar de que tenía una arribada en 10 minutos, nos ofreció cruzar el CTR rápidamente para volar directos al campo de vuelo de la antigua. La verdad es que yo no me lo podía creer. Si ésto hubiera sido llegando a Valencia viniendo desde las desde las islas Baleares, otro gallo hubiera cantado. Las personas razonables anteponen la verdadera seguridad ante estúpidas normas obsoletas.

En la foto podéis observar el momento en el que cruzamos el eje longitudinal de la pista (QMS) del aeropuerto de Fuerteventura

El interior de la Isla de Fuerteventura tiene unas tonalidades rojizas extraordinarias. Parecía que estábamos en Marte

Llegando al campo de vuelo de nuestros amigos

La llegada del séptimo avión del campo de vuelo hace que sea un hecho especial y que sea digno de celebración. Ha sido un viaje espléndido donde alumno e instructor hemos aprendido mucho, cada cual en el nivel que le toca, lo que está claro es que un piloto no deja nunca de aprender.

PorAdmin

Nos vamos a Marruecos y a Canarias

Despues de muchos preparativos, de esperar dos días inquietantes por el permiso para entrar en el espacio aéreo del país vecino, al final esta mañana hemos recibido el código que nos permitirá viejas mañana a Canarias cruzando de norte a sur Marruecos. El avión es un CT de fabricación alemana, recién comprado por Luis Ayala, alumno de la escuela quien espera en breve obtener su licencia con nosotros. De momento ya tiene elteórico y la habilitación de radio aprobados.

Luis no se lo pensó dos veces y adquirió uno de los aviones más versátiles y mejores para largas distancias del mercado, bien equipado con pantallas digitales y piloto automático.

  

Aquí estamos. Justo antes de la salida con todo ya preparado para nuestra salida de Olocau. Casi 2000km nos esperan con cerca de 140km por mar y el resto sobre tierra.

 

 
Abajo nos podéis ver sobre la Mancha ya en curso a Jerez, nuestra primera etapa. Allí nos espera la guardia civil para pasar control de aduanas y pasaportes