Aquí tenéis la experiencia, 4 meses de trabajo en el seno de AEPAL para poder irnos 20 aviones desde la península a Canarias pasando por el borde del desierto del Sahara.

Los pilotos no paramos de aprender. No vale con obtener la licencia. Debemos evolucionar y adquirir el mayor número de experiencias posibles para aumentar nuestra seguridad. Estos viajes son la clave y queremos compartirlo con vosotros en imágenes: